EL EFECTO TRIACTIVE
Si combinamos corrientes de electroestimulación, temoestimulación y electroporación con geles específicos y de un modo simultáneo, conseguimos multiplicar los efectos de estas técnicas, con lo que logramos que los resultados sean visibles en menos tiempo.
El efecto TRIACTIVE, actúa sobre la adiposidad localizada, sobre la celulitis y la flacidez cutánea, mejorando el tono muscular y dando lugar a una importante pérdida de perímetro.

ELECTROESTIMULACIÓN. Consiste en el uso de corrientes de media y baja frecuencia para tonificar la musculatura y actuar sobre la degradación de las grasas.

TERMOESTIMULACIÓN. Con el calor actuamos sobre el metabolismo celular acelerándolo, con lo que favorecemos el consumo y degradación de los depósitos grasos.

ELECTROPORACIÓN. Es la utilización de corrientes de media frecuencia modulada, para estimular aparición de poros en la piel y en la membrana celular, con lo que favorecemos la penetración de los principios activos.

Cada sesión consite en colocar unas placas especialmente diseñadas, que nos permiten aplicar corrientes y calor al mismo tiempo. Se sitúan en las zonas de aplicación utilizando a la vez un gel de contacto específico.